U.C.T.
  Colaboradores
 

                                                                                                                           
                                                  
                                             Profesor: Fernando Pereira Castro   
El Profesor Fernando Pereira Castro, Artista reconocido y quien ha sido docente en prestigiosas instituciones de educación, es un  gran estudioso de la Astrología Indú, cuyos conocimientos ofrece al público en general, y es además conocido Investigador Esotérico. También se desempeña como traductor del idioma Ingles. Si usted desea contactarlo puede escribirle a su correo personal pereirafernando3@gmail.com

El siguiente artículo fué publicado originalmente en la sección Educación de El Tiempo, noviembre 18 de 2007, de la autora: Annie de Acevedo. Psicóloga.

DESACELERARSE, una tendencia para tener en cuenta.

El movimiento Slow down, que en español quiere decir algo parecido a desacelerarse, está en Europa y ahora en los Estados Unidos.

Empezó en Italia como respuesta a las comidas rápidas. La base de esta teoría es que los alimentos deben ser preparados para disfrutarlos, comerlos y saborearlos lentamente. Comer despacio y masticar bien, dicen, ayuda a mejor la digestión notoriamente.

También creen que la sobremesa contribuye al bienestar de las personas. De ahí se ha pasado a pensar que en realidad estamos atrapados en un frenesí de actividades

Que no permiten el desarrollo de la reflexión, el análisis y el crecimiento personal. Todo se hace tan rápido que no se alcanza sino a quedarse en lo superficial. Hacer varias cosas a la vez es lo que está en boga, principalmente por causa de los múltiples aparatos tecnológicos a nuestra disposición.

El movimiento Slow down nos invita a hacer las cosas más lentamente pero bien hechas.

Argumentan que la persona que se toma su tiempo enfoca mejor su atención y su efectividad aumenta.

Esto es muy difícil de aceptar por muchos porque solo la palabra lento tiene una connotación negativa. Se asocia esta palabra con ineptitud, pereza e ineficiencia. Pero esto último no es precisamente cierto, pues “a veces menos es más”.

Esta es la eterna discusión de la cantidad versus la calidad. Muchos están montados en el supuesto de que pasar tiempos cortos de calidad con los hijos y otros seres queridos es lo mejor.

No estamos tan seguros. Para que haya calidad se necesita algo de cantidad de tiempo. Desacelerarse es un planteamiento que merece nuestra consideración, tomarse el tiempo para descansar, dormir bien, disfrutar de un atardecer, disfrutar del trabajo, desarrollar bien una relación afectiva y cuidar nuestra naturaleza interior son todas áreas válidas  y también importantes.

El ritmo acelerado nos tiene a todos a punto de un ataque de nervios y lo que es peor, nos deja grandes vacíos, más que todo en el corazón y en el alma. Al hacer el recuento de lo cotidiano, todo fue tan rápido que ni siquiera lo registramos y pocas enseñanzas nos quedaron.

Vivir la vida plenamente va a significar bajar el ritmo. Hay un tiempo para cada cosa y, por buscar hacer tanto a la vez, muchas veces caemos en la mediocridad. Tal vez el movimiento Slow down posee una sabiduría que no queremos ver, pero que necesitamos de manera urgente. Si su vida no lo satisface, eche una mirada profunda a lo que hace diariamente y revise a ver si valió la pena el agite y el estrés. Probablemente no fue así. Se encuentra exhausto y sin los resultados esperados. El acelere nos vuelve irritables e impacientes. El espíritu no se nutre y el cuerpo y la mente se cansarán antes de tiempo. Será muy bueno revisar nuestras actividades diarias y escoger entre lo importante versus lo urgente.

Veremos que poco es lo urgente, y lo verdaderamente importante se perdió en el marasmo de lo aparentemente crucial. Lo mejor que nos ofrece el movimiento del desacelerarse, es el volver a reencontrarnos con nosotros mismos, volcar la mirada a nuestro interior y disfrutar la vida plenamente.

Tengamos prioridades ciertas, tomemos las cosas con calma, no caigamos nuevamente en la trampa de lo superficial, y no dejemos que el tiempo cada vez se nos acorte más.

Sea usted mismo quien controle su tiempo y su vida.

¡Desacelérese y mejore de una vez por todas su calidad de vida!

Annie de Acevedo. Psicóloga.                                           

(Hasta aquí el articulo en mención).

En esta sociedad frenética en la que vivimos hoy, que nos vende la idea de que todo debe hacerse muy rápido y en cantidad, sacrificando de paso la calidad y la profundidad, finalmente nos lleva sin remedio a la psicosis de ver y vivir en permanente estado de tensión y de inquietud, física, mental y espiritual.

Viendo las cosas de manera más tranquila y objetiva, los nuevos modelos de vida que se nos imponen, de manera alucinante, se difunden y patrocinan principalmente desde el aparato publicitario, que está permanentemente interesado en aumentar tanto el consumo como el número de consumidores  de sus productos.

¿Pero cuándo es que para nosotros, menos  puede significar más

Naturalmente, cuando tomemos plena conciencia de nuestro derecho inalienable, a la libre elección como consumidores de bienes y servicios, que de manera tranquila y objetiva escojamos y adquiramos lo que verdaderamente necesitamos, en el momento preciso en lo necesitemos, dejando de lado las modas impuestas por el aparato publicitario a través de los medios masivos de comunicación.

La calma, y el autocontrol de nuestras emociones y pensamientos serán entonces herramientas vitales para llevar una vida más saludable, tranquila y feliz, en la cual, no se nos imponen patrones de consumo y comportamiento, que van en contravía de la armonía, la salud y la tranquilidad a la que tenemos todos pleno derecho.

No pretendamos dejar de ser consumidores  de bienes y servicios, o de convertirnos en seres asociales, que nos alejemos de las modas impuestas; debemos ser seres más conscientes, y tranquilos, que pensemos en calma, antes de actuar, y por tanto podamos asumir con responsabilidad las consecuencias de nuestras elecciones.

Ahora y con calma, vuelve a leer esta página, y si le encuentras sentido y utilidad práctica, difúndala entre tus familiares y amigos.

Prof. Fernando Pereira Castro.

 

 

 
  Han ingresado 20444 visitantes ¡aquí en la comunidad - U.C.T.!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Los nombres, marcas y títulos usados en está pagina cuentan con la debida protección legal. Esta página se ajusta al estamento legal de WWW.PAGINAWEBGRATIS.ES y los conceptos y temas emitidos aquí son de exclusiva responsabilidad de los autores.